SÉPTIMO DÍA: LO NUEVO-NO NUEVO DE SODA STEREO

La potente voz de Gustavo Cerati parece emerger desde los más hondos cielos y apersonarse nuevamente entre nosotros, los mortales. “El comienzo fue un big bang y fue caliente”, tras esta frase, su inseparable compañera, la guitarra grita el inconfundible riff que da comienzo a (En el) Séptimo día. Es el prologo del hipnótico viaje musical creado para el show del Cirque du Soleil de homónimo título.

LOS OTROS SODA: Charly Alberti (izq.) y Zeta Bosio (der.) presentando el trabajo del que fueron parte fundamental.

Por momentos las reiterativas palmas del tema Zoom se sobreponen al complicado ritmo de 7/8 que tantos dolores de cabeza le trajera a Charly Alberti durante la grabación original de Canción animal. Esto es solo el principio de momentos sublimes y otros no tanto que propone la banda de sonido del acrobático y musical show.

Quizás las intervenciones en las pistas originales necesitarían ciertos retoques que, en algunos casos, son difíciles de digerir; Baterías claramente reinterpretadas (digitalmente), “costuras” de pasajes y solos que no pasan inadvertidos para los fanáticos de la banda de Núñez, pero que, dentro del contexto de la obra, no desentonan.

Un gran acierto: la mezcla de pistas vocales, grabaciones de estudios y fragmentos en vivo se funden en una pátina casi imperceptible que sí aporta más solvencia a los temas no tan “intervenidos”. Además de retoques y remezcla de instrumentos y coros, cambiando las jerarquías que originariamente tenían, una caricia al oido del fanático que podrá descubrir arpegios, pequeños lujos de guitarras y demás perlitas escondidas en las meclas originarias.

Sin duda los momentos pico los alcanzan los pasajes instrumentales que aportan clima, atmosfera, como la Introducción a luna roja con fragmentos de Nuestra fe ó la misteriosa introducción a Hombre al agua que permite escuchar la belleza de los coros de Cerati en primerísimo plano.

El lanzamiento también incluye una edición en vinilo de lujo para coleccionistas a un costo oneroso: $1.083 contra los $214 que cuesta la edición en CD según la disquería Music Shop.

Lo más osado: Ella uso… un misil una delirante mezcla de la pista instrumental de Ella usó mi cabeza (como un revolver) con la letra de Un misil en mi placad, escaso (e intenso) minuto con 29 segundos. Una particularidad: el megamix; Pic nic en el 4°B/Te Hacen Falta Vitaminas/ Mi Novia Tiene Biceps.

El broche de oro es para Terapia de amor intensiva, una exquisita reinterpretación de la mezcla incluida en el disco Doble Vida, centrada en el cierre de la canción original, milimétricamente pensada para el cierre de un show, con alegría, con ganas de hacer palmas, formidable.

A esta altura cabría esa pregunta que tantas veces nos hacían nuestras madres durante algún reto: “¿Sos o te hacés?”… ¿Es o se hace Soda Stereo? La misma pregunta que se le hizo hace algunos años a George Martin que, junto a Apple Corp, lanzaran Love, un reversionamiento de las grandes canciones de los Beatles, también para el Cirque du Soleil. Es difícil decirlo: No, no sería Soda Stereo, sino una mera mezcla de estudio que poco tiene que ver con el espíritu original con el que fueron concebidas las canciones y, ademas, sin la participación de uno de sus integrantes. Pero escencialmente sí lo es y cada quien tomará el camino argumentativo que prefiera, pero la música, lejos de argumentarse, se escucha, se siente, se vive…

Reflexionando: Con la cantidad de compilados que se han lanzado ya superan al número mismo de discos publicados por la banda, nada tendría de malo cierto refresque a lo tantas veces reeditado. Séptimo día, un disco que no podes dejar de escuchar, pasados los resquemores de los primeros minutos, un material digno de los oidos.

ESCUCHALO EN TU PLATAFORMA PREFERIDA:

Deezer

Spotify

Matías Picallo

Matías Picallo

Radio FM Q / FM FAN / UNDAV Lic. En periodismo mpicallo@rockandnews.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *