REVIEW: “DUNKERQUE”, EL CINE BÉLICO SUMA UNA JOYA AFIXIANTE

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone
El director Christopher Nolan apuesta a un género diferente . Una cinta de guerra que no necesíta de litros de sangre ni de pantallas verdes. Síno de intensidad, actuación y un guíon todo terreno; apto para la tierra, para el aire y para el mar.

NOTA: SIN SPOILER

EN LA TIERRA CORREN LOS HÉROES:

Empezare está review con una pequeña historia. Hace un par de décadas un tal Syd Field elaboró la tecníca de los 3 actos. Los cuales consisten en dividir una película en tres partes; planteamiento, resolución, conclusión. ¿Te suena?, bueno, seguramente lo estudiaste en la escuela. Sin embargo, en este siglo XXI,  Cristopher Nolan decidió retorcerlos de una forma peculiar como si fueran gotas en una tormenta, mezclarlos unos con otros. Es decir, que los 3 actos se volvieran una amalgama impredescible.

El director (Izquierda) Cristopher Nolan dandole indicaciones a Harry Styles (A su lado) en plena producción.

Dunkerque es eso; taparte los ojos con una benda y caminar por una tabla sobre un precipio. Nunca sabes qué va a pasar. De lo que estas seguro es que ESTO ES LA GUERRA y hay que sobrevivir. Y, en ocasiones, lo dificíl no es salvarse, sino encontrar la forma de no fallar en el intento.

Desde los primeros minutos el espectador es víctima de una atsmosfera a la que le falta oxigeno. El público se encuentra  frente a una  carencia de díalogos que son reemplazados por cruces de miradas, reacciones corporales, e instintos de supervivencía. Así las intenciónes del director quedan evidenciadas desde el arranque: no hay tiempo para descansar. El film está basado, completa y absolutamente, en un hecho real como lo fue la Batalla de Dunkerque en Francia (1940) y tomando fotografías y testimonios de esos tiempos se realizó esta producción con la mayor fidelidad posible. Una vez pasada media hora ya te vas a sentir uno más de los personajes.

Foto real en las playas de Dunkerque, France.

 EN EL MAR CANTAN LAS SIRENAS:

Hablar de sirenas es hablar de melodías y seres mítologícos. En este caso, sería hablar del compositor Hanz Zimmer  quien tiene la ventaja de ser ambas cosas: crea melodías que se vuelven mitológicas. Además, viene trabajando con Nolan desde hace años. Juntos son dinamíta. Un duó que no falla en ninguna post-producción. En palabras de comida rapída, son la salsa del Big Mc cinefílo (es la última comparación que hago entre McDonald y el cine, lo juro). Pero…¿Qué puede traernos de nuevo este señor?

En primer lugar: un reloj. Cada pieza es un tik tak que se vuelve veloz, el tiempo se termina. Segundo: asfixía. Sonará raro, pero escuchar esta banda sonora da la impresión de que alguien cierra sus manos encima de tu cuello y aprieta cada vez más y más.

Lo que ha hecho Hanz Zimmer en Dunkerque es una carrera contra el aburrimiento .  

EN EL AIRE VUELAN LOS ANGÉLES:

¿Esperan ver organos?  ¿Dialogos llenos de puteadas? ¿Balazos, sangre, balazos, sangre?, entonces vayan a ver otra cosa, porque, si bien hay escenas con algunos de estos ingredientes, ninguno es tomado en serio. El propio director confesó que quería hacer algo diferente.  Tal vez, Dunkerque no sea la mejor película belíca de la historia, aunque, de igual manera, se encontró su propío espacio en las carteleras. Es original, juega con el sentimentalismo, y si al final no se te escapa una lagríma es porque no tenes alma. ¿La veremos en los Oscar?, yo creo que sí. Al final todo se trata de tener un poco de fé. Ver el cielo y recordar que los mismos demonios que nos lastiman, a veces, tambíen son los angeles que nos protegen. 

¿Esos aviones? ¿Serán angeles o demonios? Descubrilo viendo la película.

 

 

Lo mejor: Todo, pero todavía sigue latente en mi retina la escena del barco y la gasolina (no digo más).

Lo peor: Es morbo, pero me hubiera gustado ver un par de tomas sanguinarías. 

ARGUMENTOEn plena Segunda Guerra Mundial, cientos de miles de británicos y tropas aliadas se encuentran rodeados por las fuerzas enemigas en la ciudad francesa de Dunkerque. Atrapados en la playa con el mar a sus espaldas, se enfrentan a una situación imposible mientras el ejército contrario se acerca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone
MVO

MVO

Periodista, escritor, cinefilo, amante de la cultura japonesa e influenciado, fuertemente, por todo el trabajo de Stephen King.

Un comentario sobre “REVIEW: “DUNKERQUE”, EL CINE BÉLICO SUMA UNA JOYA AFIXIANTE

  • el agosto 3, 2017 a las 2:42 pm
    Permalink

    Muy buena reseña, estoy con las ansias a full para ir a verla.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *