LA NECESIDAD DE SER AMADO: REVIEW DE BLADE RUNNER 2049

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

 

 El clásico de culto de los ochenta regresa con mayor duración y con nuevos encargados, pero con el mismo espíritu ciber punk que crucificó a la primera.

NOTA: SIN SPOILERS

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?:

En cierto momento de la historia un tal Philip K Dick escribió un libro de ciencia ficción que cambiaría los planeamientos hasta entonces establecidos.  Este libro fue titulado  con una pregunta tan desconcertante como su sinopsis “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”. 

La obra junto a su autor.

La trama iba de un cazador de replicantes (androides que se asemejaban a los seres humanos) ya que estos estaban empezando a despertar la incognita del: YO EXISTO. En realidad, es una trama mucho más compleja que esto, se encarga de plantear una duda filosófica entre lo qué es la vida y los que deciden quién la merece y quién no. Todo esto envuelto en un mundo obscuro con tintes surrealistas.

El director Ridley Scott  quiso crear su propia versión de este libro. Cosa que consiguió y llevó por nombre: BLADE RUNNER.

Poster de la película de los ochenta con Harrison Ford interpretando a Deckard.

Sin embargo, la película no triunfó en taquilla, de hecho, ni siquiera se lució como lo hicieron otros grandes proyectos. Pero los clásicos del cine no se destacan por sus millones, sino por sus enseñanzas. De una u otra forma la cinta deja un mensaje tanto emocional como visualmente IMPRESIONANTE que la llevó a la gloria en años posteriores.

La fría ciudad del grito mudo:

De eso va esta segunda entrega dirigida y escrita por Denis Villeneuve, una ciudad con una sociedad tan helada como el corazón de un criminal. Todos gritan, pero en realidad no lo hacen. En el fondo están callados. Al fin y al cabo, así es como se vive en este futuro repleto de androides, inteligencias artificiales, proyecciones, y una publicidad que dejaría en ridículo los banners de cualquier página web.

Arte del film Blade Runner 2049

Ya no tenemos a Harrison Ford caracterizando a Deckard, en su lugar, nos topamos con Ryan Gosling en el papel del nuevo Blade Runner K.O.  Un cazador de replicantes que se encuentra en la búsqueda de un hibrido que nacibajó el fruto de la relación entre Deckard y la replicante Raquel (de la primera película). 

El actor Ryan Gosling personificando a K.O

Si, suena confuso. Pero en realidad es una trama bastante simple que está armada de la forma más compleja y poética para que te comas las uñas en cada escena.

Es lenta, muy lenta.

También es de esas con diálogos pedantes. Sin embargo, son el ingrediente esencial para la infraestructura de una ambientación tan realista y psicológica que atormenta a sus personajes. Ni siquiera los secundarios se encuentran en un lugar seguro.

¿Mejor que la primera? No, en el mismo nivel.

Por cierto, la banda sonora se encuentra bajo el mando del grandioso Hanz Zimmer acompañado del compositor del film de IT, Benjamin Wallfish.

Antes hubo un gran apagón, después un destello de luz.

2049 arranca con unas palabras en negro que pretenden informarnos de qué ocurrió entre el final de la primera y el inicio de la segunda, ya saben, esas cuerdas que funcionan para no perder la orientación. Te digo que el director Villeneuve habló con un grupo de artistas del mundo de la animación para crear pequeño spin offs de esta historia y, así, nutrirla más.

Te dejo los links acá abajo para que los disfrutes:

¿La proxíma obra de esta enorme director? DUNE, la novela de ciencia ficción del fallecido Frank Herbert. Y recorda mis palabras: Que esto sea el prólogo para lo que será el film de ciencia ficción más grande del siglo XXI. 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone
MVO

MVO

Periodista, escritor, cinefilo, amante de la cultura japonesa e influenciado, fuertemente, por todo el trabajo de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *