DEATH NOTE DE NETFLIX ¿ES UNA MIERDA? : REVIEW

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

 El servicio streaming lanzó su adaptación live-action del mítico manga/anime que causó furor durante la última decada. Sin embargo, el argumento original no fue facíl de adaptar.

NOTA: SIN SPOILERS

REGLA NÚMERO UNO: HARÁS UNA BUENA PELÍCULA

La película Death Note de Netflix es: MIERDA. Te lo digo desde el principio, así que si vas a seguir leyendo te lo advertí. Como siempre te invito a que la veas y saques tus propias conclusiones. Aun así, me la ví 3 veces desde que se estrenó y sigo pensando que no es un producto del todo mediocre. Entonces…¿Por qué digo que es mierda?, porque, como el excremento, tiene un olor rancio y esta conformada por toda una red de causas (alimentos) que vieron un largo proceso de produccion (viaje por los intestinos) para convertirse en lo que es (mierda).  No es sencillo declarar esto ya que considero a la obra original una de las mejores del siglo XXI. Sin embargo, cuando las cosas salen con olor y aspecto repulsivo es porque faltaron ganas.

 Para ponerte un poco en contexto vayamos con la trama:  Light es un adolescente antisocial de un instituto donde hay bravucones que hacen bullying y hay porristas de esas que se enamoran del personaje principal (WOW QUE ORIGINAL).  De pronto,  cae una libreta del cielo. Se llama “Death Note”, aquel cuyo nombre sea escrito en sus pagínas moríra. Además, un demonio llamado Ryuk le díra a Light que al usarla se convertira en su dueño ¿Light la usara para el bien o para el mal? ¿Creara un mundo repleto de paz o uno sumido en el caos? 

El principio de la cinta –quedate tranquilo/a no hay spoilers– es acelerado, sin gracia a conocer el entorno del protagonista, desde la primer toma nos demuestran que es un escenario cliché.   Es molesto que una película con un argumento tan solido sea tratado como una simple película de terror/teen/arquetipo/humor absurdo. Con respecto a las muertes, el factor gore no fue del todo favorecedor (más bien las muertes son una copia absurda de Destino Final). Ni qué decir del soundtrack.  Lo que ocurre para el acto final es, para mí, lo mejor que tiene la película. 

REGLA NÚMERO DOS: TUS PERSONAJES SERAN INTERESANTES 

Netflix pensó que era mejor hacer a los personajes con un estilo under. Más callejeros, que sean faciles de consumir para el espectador, no nos molestemos en complejizarlos. Claro, porque es dificíl armar unos caracteres tan dramaticos. ¿EN SERIO, NETFLIX? ¿TAN DIFICÍL ERA HACERLOS MÁS FIELES?

Los actores junto a los personajes originales del anime

No, no me voy a quejar de que hicieran al personaje de “L”, el detective y uno de los mas amados por todos, interpretado por una persona afroamericana. Ese no es ningún problema, siempre y cuando los actores sean buenos no importa mucho el caracter fisico. En cambio, lo que sí IMPORTA es hacerlos interesantes, que nadie se aburra de ellos. El problema con está adaptación es que ninguno parece encontrar su lugar en este juego de ajedrez del gato y el ratón. NOTA IMPORTANTE: El trabajo de William Dafoe es espectacular como Ryuk.

No me quiero extender en este asunto, pero es muy curioso ver a L empezar como un personaje bien interesante y, a medida que avanza la trama, vaya decayendo. Caso contrario el de Light, que al principio es detestable, pero se vuelve uno de los mejores puntos de la cinta. 

REGLA NÚMERO TRES: EL PÚBLICO DECIDE SI VIVES O MUERES.

Maso menos así es la cosa: Si la película, sin importar que tan buena o mala sea, es vista por muchas personas entonces habrá una segunda parte e, incluso, una tercera. No tengo nada más que añadir. Más que una review esto se convirtio en el repertorio de un mileniall inconforme.

L y Light CARA A CARA

 

PUNTOS A DESTACAR: William Dafoe como Ryuk.

Margaret Qualley por ser Margaret Qualley.

Música ochentera en algunos actos interesantes.

PUNTOS EN CONTRA:  Mal arranque.

Esfuerzo por vendernos cosas en la cara.

La actitud de Light durante la primera hora de película.

Adam Wigard (Un director bastante mediocre).

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone
MVO

MVO

Periodista, escritor, cinefilo, amante de la cultura japonesa e influenciado, fuertemente, por todo el trabajo de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *