BABY DRIVER, O, CÓMO REFRESCAR HOLLYWOOD

Aires frescos en Hollywood, si los hay. El nuevo film del director Edgar Wright es de esas cosas que uno necesita ver para creer. 

Argumento:  Baby (Ansel Elgort) es un chico apasionado de la música y con cara de niño bueno que domina el volante como nadie antes lo ha hecho, pero su habilidad está en manos de Doc (Kevin Spacey), un jefe del crimen para quien trabaja. Cansado de ese estilo de vida y de cumplir las normas de este peligroso atracador, el joven decide cumplir una última misión antes de retirarse. Pero Doc no se lo va a poner fácil, y menos después de averiguar que Baby siente algo por una joven llamada Debora (Lily James). De esta forma, el talentoso conductor tendrá que luchar por su amor y su libertad.

 

Según el sitio web Vanity Fair Baby Driver no tendrá problemas en pasar los $100 millones de recaudación sólo en Estados Unidos e imponerse como una de las 20 ó 30 películas más taquilleras del 2017.

Matias Ojeda

Matias Ojeda

Periodista, escritor, cinefilo, amante de la cultura japonesa e influenciado, fuertemente, por todo el trabajo de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *