ADIÓS, MURCIELAGO: FALLECIÓ ADAM WEST.

 Una noticia gris recorre los portales del mundo, la muerte del actor que interpretó al primer Batman en la serie televisiva de los sesenta. Ciudad Gótica está de luto.  

GOODBYE, HERO. 

A los 88 años y víctima de un cáncer en la sangre, murió el actor Adam West. La tragedia tuvo lugar el viernes por la noche en su residencia ubicada en Los Ángeles.

El Batman de West sería, posteriormente, objeto de innumerables parodias y animaciones en el ambito amateur.

Antes del cine de superhéroes, en épocas cavernícolas para las grandes producciones, mientras los hippies se esparcían y la guerra de Vietnam se desataba, existía un icono televisivo para toda la familia. El primero en usar capa, de mallas ajustadas, maquillaje exagerado, de voz prominente y movimientos bizarros. Ni más ni menos que Batman. Interpretado por el homónimo West, junto a un Robín (Burt Ward) con el que formó un dúo que pasaría a los anales de la historia. ¡DEJEN DE LEER E IMAGINENLO!, es decir, hoy por hoy es difícil imaginarse un Batman que no sea ni oscuro (como lo determinó Burtton), ni realista (como lo bautizó Nolan), ni mucho menos violento y depresivo (como lo acuño Snyder). Pero sí, el orden de los factores no altera el producto, el detective y héroe que nació en las páginas de Detective Comics tuvo un pasado diferente al imaginado.

¡K-BOOM! ¡PLAF! ¡OUCH!

La serie de los sesenta contó con tres temporadas de un total de 120 episodios y dos películas. Marcó a toda una cultura pop e influenció a las generaciones posteriores. Por esos tiempos los efectos especiales brillaban por su ausencia, y, por lo general, eran los artistas quienes cumplían el trabajo de riesgo.

Típicas muletillas que aparecían en pantalla cuando se llevaba a cabo alguna escena de acción física.

Al interpretar a Bruce Wayne, el por entonces joven West tuvo dificultades para conseguir otros papeles en el cine debido a su asociación con el personaje. Trabajó como actor de doblaje en distintas series y películas animadas, entre las que se encuentran Los padrinos mágicos, Chicken Little, Meet the Robinsons y Penn Zero: Partme Hero, entre otras. En esta área fue mayormente conocido por su papel del alcalde Adam West en Padre de familia

 

MUCHO MAS QUE UN HERÓE, MUCHO MENOS QUE UN ENCAPUCHADO. 

Esto me deja pensando, es acá cuando tiro a la basura mi papel como periodista y saco a lucir mis ideales, uno podría que pensar que está noticia solo es la muerte de otra celebridad. Sin embargo, esto es mucho más que un fallecimiento. No es solo estar de luto. ¿No lo ven? ¿No lo sienten?, Adam West fue icono, emblema, eslogan, bandera, de toda una generación. El pionero de lo que vemos hoy en las salas de cine. La primera piedra en la pirámide del genero de superhéroes, por cierto, un género que hasta hacía diez años atrás no adquiría relevancia en el cine. Ahora los medios masivos se basan en encapuchados, héroes, villanos, y aprendizajes morales. Damas y caballeros, este es el adiós a los viejos símbolos. 

Vivimos en un cascaron que no deja de rajarse. Y Adam West acaba de agrietarlo un poco más.

 

 

 

 

Matias Ojeda

Matias Ojeda

Periodista, escritor, cinefilo, amante de la cultura japonesa e influenciado, fuertemente, por todo el trabajo de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *